"La idea de los 5 sentidos es un mito": la investigadora que postula que tenemos 12 (y tal vez más)

DIFERENTES IDEAS. Los científicos coinciden en que los sentidos son mucho más diversos y van mucho más allá de los relacionados con los órganos que vemos. ¿Cómo llegó a la lista de los 12 sentidos que forman parte del libro?

"La idea de los 5 sentidos es un mito": la  investigadora que postula que tenemos 12 (y tal vez más)

Reporte Especial/Bbc.mundo.- Es curioso pensar cómo algunas ideas antiguas, creadas hace siglos y milenios, son capaces de quedar "pegadas" en nuestra mente hasta el punto de que ya no cuestionamos su veracidad.

 

Un ejemplo de esto es la noción de que estamos dotados de únicamente cinco sentidos, un concepto que fue desarrollado por Aristóteles hace más de 2.300 años y que todavía se enseña hoy desde la primera infancia.

 

Pero el avance de la ciencia nos permite comprender mejor la complejidad y diversidad de las herramientas que tenemos para entender el mundo que nos rodea. Hoy en día, los científicos señalan que tenemos muchos más de cinco sentidos.

 

Este, de hecho, es el tema del libro Sentient — What Animals Reveal About Our Senses (“Consciente: lo que los animales revelan sobre nuestros sentidos”), escrito por la británica Jackie Higgins.

 

Es licenciada en Zoología de la Universidad de Oxford en Reino Unido, donde fue alumna del famoso biólogo y escritor evolutivo Richard Dawkins. Luego siguió una carrera como guionista y directora de documentales sobre la naturaleza, que fueron producidos y emitidos por la BBC, National Geographic y Discovery Channel, entre otros.

 

En Sentient, publicado en inglés en 2021, Higgins defiende la idea de que tenemos 12 sentidos.

 

Además de los cinco sentidos convencionales, el resto hablan de capacidades que todos utilizamos a diario. Como sugiere el nombre, el sentido del color explica cómo percibimos los colores de todo.

 

El placer y el dolor están relacionados con los nervios ubicados debajo de la piel que captan estas señales ante estímulos externos.

 

El deseo se rige por feromonas, sustancias químicas que los animales (incluidos nosotros) liberan para atraer parejas potenciales.

 

El equilibrio es la capacidad de permanecer de pie en un ángulo de 90 grados, y no con el cuerpo inclinado hacia un lado o hacia el otro.

 

El sentido llamado tiempo tiene que ver con nuestro reloj biológico o el ritmo cíclico de vigilia y sueño.

 

Finalmente, la dirección involucra nuestra “brújula interna” y cómo logramos ubicarnos en un entorno. Y el cuerpo/propiocepción habla de cómo somos capaces de percibirnos a nosotros mismos en relación con todo lo que nos rodea.

 

La experta admite que su lista está lejos de representar un consenso entre los expertos en la materia: algunos estudiosos dicen que tenemos más de 30 sentidos diferentes.

 

"Quería transmitir la idea de que vivimos en un mundo rodeado de diferentes señales y estímulos. Pero solo podemos percibir aquellos que nuestros órganos sensoriales son capaces de captar y llevar a nuestro cerebro", expresó en entrevista con BBC News Brasil.

 

¿Por qué decidió escribir un libro sobre los sentidos? Hay tantas respuestas a esta pregunta... Al principio del libro, hay una cita de Leonardo da Vinci que encuentro muy interesante. Habla de la noción de que miramos sin ver, oímos sin oír, tocamos sin sentir... Y estas ideas realmente resuenan en mí.

 

Hay una tendencia en el pensamiento contemporáneo a fomentar la atención plena, el estar presente y, a menudo, una forma de hacerlo es canalizando los sentidos, pensando realmente detenidamente en lo que ves y sientes, en el peso de tu cuerpo mientras estás sentado en el suelo, donde la piel toca el suelo…

 

Hay otra cita que me gusta mucho. Fui alumna de Richard Dawkins y me encantan sus libros. Y siempre habla de esta "anestesia cotidiana".

 

Creo que estas dos citas, de Da Vinci y Dawkins, son paralelas. Me dan la idea de que miramos el mundo sin verlo realmente. Y me gustaría cuestionar todo esto.

 

Durante mi carrera, siempre he explorado los sentidos. Yo era productora de documentales, así que estaba realmente interesada en la visión. Cuando hacía películas sobre la vida salvaje, sentía curiosidad por explorar los mundos privados de otros animales.

 

Una vez, cuando trabajaba para Oxford Scientific Films, tuve que filmar una picadura de abeja para un documental de National Geographic. Necesitábamos esa imagen de primer plano. Para ello, profundicé en la apicultura y me interesé mucho en comprender cómo sienten las abejas el mundo que las rodea.

 

Hubo varias razones para escribir el libro. Pero, volviendo al principio, creo que esta noción de que miramos sin ver y oímos sin escuchar es muy poderosa. Y me di cuenta de que había mucho que explorar en esa frase.

 

Mencionó a Richard Dawkins. ¿Cómo fue ser estudiante de un nombre tan famoso en el mundo científico contemporáneo?

 

Fue un gran privilegio. De hecho, tuve la oportunidad de volver a verlo recientemente. Hice una entrevista al profesor Dawkins en una famosa librería de Oxford, llamada Blackwell's, mientras estaba publicando un nuevo libro sobre el vuelo de los animales.

 

Antes de esta entrevista, pude charlar con él. Y el profesor comentó que elige tres o cuatro alumnos al año para enseñar sobre el comportamiento y la evolución animales. Le pregunté cuánto tiempo llevaba haciendo esto y me dijo que unos 30 años.

 

Me hizo darme cuenta de lo increíblemente privilegiada que era de ser parte de este grupo de personas. La mayoría de ellos se convirtieron en referentes de la zoología.

235 vistas