Las calles cubanas vuelven a ser el escenario de protestas populares

ENERGÍA. El malestar social se ha profundizado con los más de mil megavatios de déficit energético que han sufrido diariamente los cubanos en un mes de marzo que ha traído temperaturas bastante cálidas.

Las calles cubanas vuelven a ser el  escenario de protestas populares

Redacción Central/Deutsche Welle.- Se sentía en el aire. Durante los últimos meses la tensión se ha ido acumulando en Cuba. La inflación galopante, el desabastecimiento de alimentos y los largos apagones han llevado al límite a las familias en esta Isla. Este domingo 17 de marzo (17M), la indignación llegó a un punto en que pudo más que el miedo a terminar en prisión. En al menos cuatro puntos del territorio nacional se sucedieron protestas populares en las que se pedía "¡Corriente y comida!" pero también se reclamaba "¡Libertad!".

El malestar social se ha profundizado con los más de mil megavatios de déficit energético que han sufrido diariamente los cubanos en un mes de marzo que ha traído temperaturas bastante cálidas. En las ciudades de provincia y los pequeños pueblos apenas cuentan con fluido eléctrico unas pocas horas de cada jornada, mientras que en La Habana las autoridades han implementado un programa de apagones todavía muy alejado de los largos cortes que sufren otros territorios.

 

Sin autocrítica. Con el peso cubano hundido frente a las divisas, los jubilados, trabajadores estatales y todos los que no reciben remesas desde el extranjero han visto caer estrepitosamente su poder adquisitivo. En una de las manifestaciones de este domingo, frente a la sede municipal del Partido Comunista en la ciudad de Santiago de Cuba, los rostros de desespero eran mayoritariamente de mujeres, personas mestizas o negras y gente muy pobre. Son los que ya no tienen nada que perder, porque carecen incluso de la esperanza de que su situación mejore a corto o mediano plazo.

 

Tras las manifestaciones, el discurso oficial ha echado mano del mismo relato que usó con las protestas del 11 de julio de 2021. Para el gobernante Miguel Díaz-Canel, "terroristas radicados en Estados Unidos" son los que han provocado la revuelta al incentivar "acciones contra el orden interior del país". En sus mensajes en la red social X no hay el menor indicio de autocrítica a la gestión gubernamental ni alusión a las consignas libertarias y contra el ejecutivo que se corearon en las calles este 17M.

67 vistas