Mosquito que resiste al frío invade ciudades desde Bolivia hasta Argentina, pasando por Brasil y Paraguay

Los especialistas recomiendan limpiar todos los recipientes para eliminar, en los próximos meses, todos los huevos que podrían haber quedado del aedes aegypti.

Mosquito que resiste al frío invade ciudades desde Bolivia hasta Argentina, pasando por Brasil y Paraguay

El frío empieza a sentirse en diferentes ciudades de la región, anticipando la llegada del invierno, tras un largo período de humedad y días templados. Así, las bajas temperaturas ya comienzan, incluso este martes, Santa Cruz tuvo la temperatura más baja, llegando a 9º C.

Sin embargo, estas condiciones no alcanzaron para que los mosquitos desaparecieran y dejen de causar molestias como sucede hace varios meses.

Aunque la propagación del dengue ya está quedando atrás, se identificaron otras variantes de mosquitos que pueden soportar las bajas temperaturas y están en condiciones de permanecer por más tiempo en las ciudades.

 

Se trata de los mosquitos culex quinquefasciatus y aedes albifasciatus que se adaptan a las bajas temperaturas Los de la segunda especie tienen tal amplitud de adaptación que pueden poblar regiones Bolivia, Paraguay, Brasil e incluso toda la Argentina, llegando hasta Tierra del Fuego. En los últimos días, el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) registró las temperaturas más bajas de lo que va del año, desde los 7° hasta los 18°.

“Son los llamados mosquitos de inundación que aparecieron en varias invasiones desde principio de año y con la característica de colocar sus huevos en el barro. Los huevos sobreviven a las bajas temperaturas y cuando hay lluvias abundantes, como la que hubo hace unos diez días, se cubren de agua y empiezan a nacer las larvas para completar el ciclo. Que lleguen hasta el sur del país nos da una pauta de que pueden resistir las bajas temperaturas”, explicó Laura Harburguer, investigadora del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa perteneciente al Ministerio de Defensa de Argentina al medio La Nación. “A medida que transcurran los días continuados de bajas temperaturas la actividad de estos mosquitos irá cesando y desaparecerán”, amplió.

Estas dos especies, más el Aedes aegypti, son las generan las comunidades de mosquitos presentes en los ambientes urbanos en la región centro de Argentina, por ejemplo. El Aedes aegypti, de origen tropical y subtropical adaptado a los ambientes más templados, es el primer mosquito que desaparece porque no tiene la capacidad de tolerar el frío. Con temperaturas estables de entre 14 y 15 grados durante cinco o más días, el mosquito transmisor del dengue comienza a morir por lo que el brote dejó de ser una preocupación.

 

“El de mayor presencia puede ser el aedes albifasciatus, el más tolerante al frío. En el centro del país (Argentina), como pasó en Córdoba, las temperaturas fueron más bajas que en Buenos Aires, entonces la disminución de los mosquitos fue más abrupta. De hecho, hemos tenido temperaturas mínimas de un grado. Estos mosquitos desaparecen con temperaturas más bajas”, aportó el biólogo Adrián Diaz, director del Laboratorio de Arbovirus del Instituto de Virología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba e investigador independiente del Conicet, publica el citado medio.

Díaz contó, también, que los mosquitos pueden cambiar su comportamiento alimenticio a causa de las bajas temperaturas. “Cuando hace frío pueden picar durante el día y no esperar a la noche, como lo hacen habitualmente”, agregó.

¿Habrá más mosquitos este verano?

"Como factor catalizador decimos que por el cambio climático hay muchos mosquitos, pero ahora hace frío. ¿Cómo se explica? Cuando uno ve la foto se ve que hace frío y mosquitos; pero cuando en la película vemos que desde el verano estamos con mayor población de mosquitos por lluvias y temperaturas abultadas, lo que permitió la acumulación de huevos. Eso es cambio climático”, ejemplificó Alejandro Inti Bonomo, director de la carrera de Gestión Ambiental en la UADE.

Con respecto de la resistencia al frío de los mosquitos adultos que aún permanecen en los ambientes, las características que van adquiriendo los ejemplares de culex quinquefasciatus y aedes albifasciatus se van fijando en las poblaciones y eso les permite una mayor adaptación a los entornos. "Esto pasa a lo largo de sucesivas generaciones. Por diferentes razones particulares en esta especie, era un beneficio tener resistencia al frío. Entonces, aquellos individuos que toleran el frío se reproducen entre sí y, por lo tanto, su descendencia tolera también mejor el frío. Esta característica se fija en la población de esta especie a lo largo de sucesivas generaciones y se van adaptando”, detalló Harburguer.

Los especialistas consultados coinciden en que el Aedes aegypti bajó su actividad de manera significativa y que los próximos meses serán importantes para la prevención del próximo verano cuando suba la temperatura y se generen condiciones más aptas para la propagación del dengue.

“Vemos que ya casi no hay Aedes aegypti, pero lo que sí sobrevive al invierno son los huevos. Entonces, esta es la temporada ideal para revisar los posibles criaderos que hayan quedado y eliminar el agua. Sobre todo, cepillar esos criaderos porque los huevos quedan adheridos a las paredes. Si bien ahora el adulto desapareció, hay que estar atento para la próxima temporada”, aconsejó Harburguer.

Bonomo, sobre este punto, aportó: “Se podría decir que los próximos meses serían la precuela del verano porque habrá huevos del Aedes aegypti que ya están puestos, que pueden durar tranquilamente un invierno. Por eso la importancia de descacharrar y hacer las tareas de prevención para empezar el verano con la menor cantidad de mosquitos”.

Por: Red Uno

240 vistas